Mascarillas

Los beneficios de las mascarillas faciales son múltiples y vienen determinados por los activos que incorporen. Tienen la capacidad de restablecer y equilibrar la piel de inmediato. Purificantes, hidratantes, iluminadoras, calmantes... Existe una mascarilla para cada tipo de piel. Es aconsejable su uso para complementar y mejorar tu ritual de cuidado diario. En Claudia di Paolo ponemos a su disposición los mejores consejos y una cuidada selección de mascarillas faciales con los que conseguirá una piel sana, radiante ¡y envidiable!

Mascarilla facial: imprescindible para lucir una piel perfecta

Para conseguir una piel perfecta, más allá de la limpieza adecuada y exfoliación una o dos veces por semana, es imprescindible apostar por otros productos de belleza. Las mascarillas faciales se han convertido en el producto estrella de muchas rutinas de belleza, ya son capaces de suplir las carencias de la piel a corto y largo plazo. Los beneficios de las mascarillas son innumerables para la piel y vienen determinados por los activos que incorporen. Las mascarillas tienen la capacidad de restablecer y equilibrar la piel de inmediato. Sirven tanto para aportar luz e intensificar la limpieza semanal de cualquier tipo de piel, como para ayudar a eliminar impurezas y controlar la segregación del sebo. Eso sí, siempre hay que encontrar el producto que mejor se adapte al tipo de la piel. Hoy en día, podrá encontrar muchísimos tipos de mascarillas faciales. Purificantes, hidratantes, iluminadoras… Es aconsejable su uso para complementar y mejorar tu ritual de cuidado diario. Ponemos a su disposición la gama más completa de las mejores mascarillas para el cuidado de la piel.

Para qué sirve la mascarilla facial

Es un error recurrir a las mascarillas solo en las grandes ocasiones: se deberían aplicar al menos una o dos veces por semana para notar realmente los resultados a medio y largo plazo (y antes de un evento especial, por ejemplo, para disfrutar de su efecto flash). Las mascarillas faciales tienen una concentración de activos mucho más alta que el resto de los cosméticos y, como son oclusivas, difunden estos de una manera más directa y eficaz. Lo importante es elegir el tipo de mascarilla más adecuado para nuestro tipo de piel y sus circunstancias en el momento de aplicarla. A la hora de aplicar la mascarilla facial, es importante es tener el rostro perfectamente desmaquillado y limpio, y las manos también, por supuesto.

Mascarilla facial hidratante, un cosmético indispensable

Las mascarillas faciales hidratantes ocupan un lugar privilegiado en nuestros neceseres de belleza. Y es que la hidratación es, junto a la limpieza, uno de los pasos imprescindibles a la hora de cuidar la piel. Para conseguir una piel perfectamente hidratada, hay que usar a diario una crema hidratante adecuada y, además, es recomendable aplicar, una o dos veces a la semana, mascarillas hidratantes. Estos productos contienen un potente cóctel de activos que ayudan a reparar la barrera cutánea, hidratar y calmar la piel del rostro. Se recomienda aplicarlas después de haber realizado un pequeño peeling, lo que mejora su eficacia al eliminar las células muertas.

Tipos de mascarillas faciales

Más allá de las mascarillas hidratantes, hay otros tipos por los que se puede apostar. Por ejemplo, para pieles maduras, es mejor recurrir a una mascarilla antiedad o antiarrugas. Este producto, además de hidratar la piel ayudará a frenar el envejecimiento. Las pieles mixtas o grasas optarán por mascarillas purificantes. Este tipo de productos elimina el exceso de sebo, purifica la piel, elimina los brillos y difumina los poros. Las mascarillas purificantes más famosas son las de arcilla. Existen diferentes tipos de arcillas, y las más empleadas suelen ser la arcilla roja y el caolín. Las pieles sensibles recurrirán a mascarillas calmantes con ingredientes como, por ejemplo, el aloe vera. Es hidratante y mejora la textura de la piel. Humecta y aporta elasticidad, es calmante, refrescante y antiinflamatorio. Las mascarillas también se pueden dividir por diferentes tipos de formatos. Por ejemplo, las de velo son muy populares debido a su comodidad. Consisten en una máscara de celulosa empapada por una loción que contiene diferentes ingredientes y principios activos. Se retiran con facilidad y la loción sobrante se puede emplear sobre el rostro, como si se tratara de una crema hidratante. Las mascarillas peel off forman una película sobre el rostro que se va secando. Sirven para limpiar en profundidad, eliminar las células muertas e impurezas del rostro al retirarla. Las mascarillas de burbuja, como su propio nombre indica, forman multitud de pequeñas burbujas al entrar en contacto con la piel. Suelen ser mascarillas purificantes e iluminadoras. Las exfoliantes están diseñadas para exfoliar la piel de forma suave y dejarla limpia, unificada y radiante.

Cómo aplicar la mascarilla facial

Teniendo en cuenta que la limpieza facial es el primer paso de cualquier rutina de belleza, primero es necesario limpiar la piel con un producto adecuado para eliminar toda la suciedad del rostro y preparar la piel para los tratamientos posteriores. Después de secar el rostro con una toalla, se debería aplicar la mascarilla adecuada. Debería permanecer unos minutos sobre la piel, formando una capa o máscara (de ahí su nombre) para que pueda realizar su efecto limpiador, hidratante o reparador, dependiendo del tipo de producto que se escoja. Para retirar la mascarilla, es necesario aclarar la piel con agua tibia, siempre que se trate de un producto de aclarado. Hay mascarillas que no necesitan aclarado, como las peel off (consisten en un gel que se aplica sobre el rostro y que se puede retirar cuando se seque).

Cómo elegir la mejor mascarilla facial

Hoy en día, hay muchos tipos de mascarillas por los que podemos apostar. Purificantes, hidratantes, calmantes… En este caso, recomendamos, por ejemplo, la mascarilla antifatiga de EviDens de Beauté, que cuenta con una textura fresca y fluida, y es todo lo que la piel necesita para estimular y completar su proceso de regeneración natural. También recomendaríamos la mascarilla Hyalogy de Forlle’d que mejora la luminosidad y la hidratación de la piel y lucha contra el envejecimiento, además de proteger la piel del estrés oxidativo producido por los factores externos.

Mantente informada

Suscríbete a nuestra newsletter y entérate de todas nuestras novedades



Muestras

Productos de tamaño de viaje y
muestras que se ofrecen con
cada pedido

Envíos gratis

Gastos de envío gratis para
pedidos superiores a 50 euros
(Península y Baleares)

Pago Seguro

Ofrecemos la máxima garantía
en todos los pagos online

Product added to wishlist
Product added to compare.

Tu privacidad es importante para nosotros

Usamos cookies y tecnologías similares para ofrecer la mejor experiencia en nuestro sitio web. Política de privacidad